Nuestra historia

La historia de Ángel Martín E Hijos S.A. comienza hace casi 100 años, cuando Nuestros abuelos sin apenas ningún medio comenzaron a crear en Guijuelo una industria inexistente en aquella época en España.

Con este gran legado recibido de nuestros antepasados, en Ángel Martín E Hijos nos hemos propuesto seguir y aumentar aún más La calidad de todos nuestros productos. Para ello seleccionamos los mejores cerdos y montaneras, haciéndole un seguimiento año tras año, que hacen que nuestras materias primas sean de primerísima calidad.

También hacemos controles de calidad permanentemente, lo que nos hace obtener unido a nuestras modernas instalaciones y nuestro saber artesanal unos embutidos y jamones de bellota de reconocido prestigio en todos los mercados, que hacen que sigan siendo aquella joya gastronómica que nuestros antepasados crearon hace casi más de un siglo.

Ellos de forma totalmente artesanal, con buenas materias primas, especias naturales, un clima propicio para ello y muchísimo trabajo, comenzaron poco a poco a elaborar los jamones de bellota y embutidos que hoy en día han pasado a ser reconocidos en todos los mercados como una de las principales joyas gastronómicas que existen.

PROCESO DE CURACIÓN

Nuestra tradición artesana lleva casi un siglo dando forma y carácter propio a cada producto. En el sabor se refleja el gusto por una curación tradicional heredada de varias generaciones. En Ángel Martín e Hijos nos gusta hacer bien las cosas, con sencillez.

Sabemos que el éxito de nuestros productos es fruto del trabajo diario del equipo que forma esta familia, donde la tradición, la constancia y el cuidado de los mismos convierte su calidad, sabor y textura en una satisfacción tanto para quienes lo elaboran artesanalmente como para el paladar de cuantos lo prueban.

Utilizamos la sal justa y necesaria, que hace que nuestros productos tengan un punto de salinidad muy bajo. Al igual que este proceso de salado, el de recorte y embolado siguen siendo 100% manuales.

Con los embutidos, sólo empleamos las piezas más nobles del cerdo ibérico, logramos ese sabor inconfundible que los hace únicos. El proceso de adobo y atado lo llevan a cabo, de forma completamente manual. Posteriormente, el secado en campaña es esencial para conseguir sus características diferenciadoras.

Nuestro proceso de curación es totalmente natural, sin prisas, dejando que la naturaleza actúe mediante la apertura y cierre manual de las ventanas. Hay que saber esperar: nuestros jamones necesitan entre 4 y 5 años para tener su curación perfecta; 2 y 3 años nuestras paletas y un mínimo de medio año para que nuestros embutidos salgan al mercado.

Y merece la pena: el tiempo no es un enemigo sino un aliado.

ETIQUETAS

El precinto verde, identifica al Jamón de Cebo de Campo y puede proceder de ejemplares del 100% ibéricos o 75% o 50% raza ibérica alimentados en su etapa de engorde con piensos de cereales y leguminosas y con hierbas del campo.

El precinto rojo, es el del Jamón de Bellota Ibérico, que procede de animales del 75% de raza ibérica o de animales del 50% raza ibérica y que en su etapa de engorde se alimentaron con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.

 

El precinto negro, es del Jamón de Bellota 100% Ibérico. Un precinto que certifica que la madre y el padre del cerdo en cuestión son 100% de Raza Ibérica inscritos en el Libro Genealógico; y que el animal, en su etapa de engorde, se alimentó de bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.

VERDADES y MENTIRAS SOBRE EL JAMÓN

¿Siempre es mejor el jamón ibérico más caro? ¿Sirven para algo las etiquetas? ¿Hay que cortarlo a mano? ¿Y comerlo rápido? Un experto desmonta los mitos y confirma las realidades del producto español más emblemático.

La dehesa

El término dehesa viene del latín defesa (defensa), pues los primeros pobladores en la reconquista hacían vallados para proteger los rebaños alojados en ellas.

Dehesa es un bosque formado por encinas, alcornoques u otras especies, con estrato inferior de pastizales o matorrales, donde la actividad del ser humano ha sido intensa en prácticamente la totalidad del bosque y generalmente están destinados al mantenimiento del ganado, a la actividad cinegética y al aprovechamiento de otros productos forestales (leñas, corcho, setas, etcétera).

contacto

Localízanos en

Calle Sierra de la tonda 12, Guijuelo

teléfonos

650 117 332

923 580 258

Email

ibericosangelmartin@gmail.com